Día de la Madre: Mi tía Tomasa y la historia de cómo inventó el casabe saborizado

Tomasa Guity Palacios

Surgió de un accidente: el casabe que iba a vender se le cayó, se hizo pedazos. Para la vendedora había pasado lo peor, ¿Cómo iba a pagar sus deudas? En medio de su tristeza y llanto se le vino una genial idea.  

Tegucigalpa, Honduras 12 de mayo de 2017. – El amor, el sacrificio de una madre, su abnegación y creatividad, no tienen comparación. Por más alta que sea una montaña, una madre la sube con tal de sacar adelante a sus hijos. Siempre tendrá una solución a ese canto amargo que viene de sus pequeños, cuando tienen hambre.

En el Día de la Madre, nos propusimos traer una historia especial. Cierto que todas las madres son una maravilla, pero debíamos escoger una. Hoy es la de Tomasa Guity Palacios, una mujer que lleva 39 años en el negocio de la venta de casabe y pan de coco.

Madre de 6 hijos, Carlos, Eydi, Edgardo, Fabiola, Ela, Héctor y Lucía, tía Tomasa cada mañana se levanta muy oscuro a amasar la harina. No fue a la universidad, pero ha logrado su excelencia en el rubro, producto de lo cual tiene su casa propia, tanto en Tegucigalpa, como en Río Esteban, Colón, su sitio de procedencia.

Cierto día, fue a San Pedro Sula a vender casabe, con tan buena suerte que en la bajada del taxi uno de los paquetes cayó, el casabe se hizo pedazos. Fue un momento lleno de angustia. Necesitaba el dinero completo para la comida de los hijos, para pagar la yuca, compra de útiles escolares y los uniformes. Con todo ese pensamiento se vino la tristeza y las lágrimas.

En el Supermercado Junior, no hallaba que hacer fue entonces cuando vio un balde de mantequilla amarilla y pensó en embadurnar su casabe, enseguida le entró la duda pues solo con mantequilla, no iba a ser rico, ¿Por qué no ponerle ajo?

De regreso en Río Esteban hizo las pruebas “llegando prendí mi estufa, el primero bocadillo lo arreglé y quedó rico, ya luego empecé a venderlo en los buses, la gente en mi pueblo decía que estaba loca.  Le puse mi nombre, luego de que una alumna del Instituto San Isidro me preguntara, si tenía nombre, de una vez le dije que se llamaba Casabe Tomasa”.

Prepara la leche de coco para hacer pan

Quería ser enfermera                     

“Cuando era niña quería ser enfermera profesional porque sirven a la comunidad, pero no habían recurso. Hoy me alegro de ver tantas enfermeras garífunas”, eso es bueno, ayudan a la gente

Para Tomasa el vendedor debe ser presentable en su aspecto, “cuando vendo pan de coco uso mi característica autóctona, mi zapato cerrado, mi vestido garífuna, Hay que sonreír a la gente, decir buenos días, buenas tardes, ser amable. Mientras que para mercadear digo “Llego el pan, Si hay pan”.

Su éxito ha trascendido las fronteras, recientemente estuvo con ella una joven mexicana que vino a aprender a hacer el pan de coco. Pronto Tomasa visitará el México para devolver la visita, muy probablemente esa ciudad sea un excelente lugar para vender casabe saborizado.

Su deseo para las madres solteras y casadas es “que tengan éxito, pensemos en un futuro mejor, trabajen y estudien, porque así tendremos un mejor futuro, démonos a conocer por lo que somos, nuestros valores morales. Una madre jamás debe contestar al hijo, no tengo, no hay”.

Bajo una tormenta, Tomasa se fue a vender casabe a Trujillo. No había buses por lo que optó por  aprovechar irse en una lancha que había llegado a dejar ayuda a Río Esteban. Su familia quedó preocupada.

Llegando a Trujillo se encontró con el periodista Julio Arriola, ella aprovechó para enviar  un aviso a sus hijos. El maestro Arriola muy a su estilo e impresionado por el mal tiempo que había, hizo en Radio Bahía un reporte que todavía resuena en Río Esteban.

“Aquí desde el histórico Puerto de Trujillo informando en vivo, en directo y a todo color, la señora Tomasa Guity Palacios ha llegado muy bien aquí a Trujillo, esa señora tiene más guevos que una iguana”.

Showing 15 comments
  • Kay Valle
    Responder

    Kenny que hermoso relato y termina de una forma encantadora y sana jovialidad. Sin dejar a un lado que transmite ese espíritu de emprendedurismo que debemos resaltar entre los compatriotas.

    • Kenny Castillo
      Responder

      Saludos Kay Valle. Muy agradecido con tu comentario. Creo que estamos obligados a crear nuestras historias y no vivir de historias ajenas. Tenemos nuestros propios referencias.

  • Nelly Guity
    Responder

    Es muy positivo este reportaje ya que sirve de ejemplo que una madre puede proveer a su hogar todo lo necesario y hacerlo de una manera honesta

  • NELLY VAN DYKE
    Responder

    FELICIDADES A LA SEÑORA TOMASA ELLA ES UN EJEMPLO DE PERSEVERANCIA SU HISTORIA NOS INSPIRA EXCELENTE ARTICULO MUCHAS BENDICIONES .FELICIDADES AL LIC,KENNY CASTILLO SU PAGINA NOS MANTIENE INFORMADOS

  • Jaely
    Responder

    Siempre la he admirado porque ha sido una mujer emprendedora Dios te bendiga mami.

  • Sahadia Alvarez
    Responder

    Hermosa historia de vida que caracteriza a la mujer Garífuna a la mujer Hondureña, madre que lucha por el bienestar de sus hijos, su familia. Gracias Kenny por Compartir con nosotros la historia de Tía Tomasa y recordarnos que cada ser humano tiene una experiencia de vida que debemos valorar y apreciar.

  • Dorian Sacaza
    Responder

    Me encanto la historia. Tomasa es mi tia y es una persona con espiritu emprendedor. Siempre muestra una sonrisa en su lucha pir salir adelante. Digna representate de las madres garifunas especialmente de mi pueblo Tibiniriba.

  • Martha
    Responder

    Excelente historia Kenny una mujer digna de admirar me gustaría probar el casabe de Doña Tomada algún día que El Todopoderoso le continúe dando salud y fortaleza para siga regalandonos reportajes como estos Lic. Kenny Castillo Bendiciones

  • Victor marin
    Responder

    excelente reportaje. mis respetos y admiración para tomasita!

  • Lorena David
    Responder

    Gracias por el interes en compartir la historia y cultura garifuna.

    • Kenny Castillo
      Responder

      Para que lo sepan, ella es mi prima bella Lorena David. Feliz Día de las Madres prima. Un abrazo a la sobrina Ada.

  • Lesly Álvarez
    Responder

    Excelente Madre luchadora y a pesar de los comentarios de la gente no se dió por vencida el cazabe saborizado es riquísimo .
    Bendiciones y feliz día de la madre

  • Rosa Melendez
    Responder

    Gracias a Dios,Kenny, doña Tomasa, es Ustede una guerrera ,que bueno que pudo salir adelante, las madres luchamos por salir adelante, me hizo recordar momentos junto a mi madre Irene Reyes,mi abuela Martina Martínez (QEPD), mi tía Betina y muchas más, que Dios bendiga esas madres que con su ejemplo, nos llevan hacia adelante,con amor, sacrificio y abnegación, por eso y mucho mas que Dios las bendiga siempre.

  • Itzel Moreno
    Responder

    Excelente historia! Admirable Doña Tomasa. Ojalá todas las mujeres que tienen la dicha de ser madres hicieran igual a ella.
    Lo felicito Kenny. Siempre disfruto leer sus historias.

  • Yolany Moreira
    Responder

    Excelente historia Kenny admiro a mi tía Tomasa es una mujer muy genuina excelente par mercadear su producto, madre ejemplar que le ha enseñado a sus hijas a ganarse él pan de cada día de una forma honesta,es una de las garifunas que mejor pan de coco hace en la capital!

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search