El terrible año 2019 de violencia criminal contra los garífunas

El pueblo garífuna exige justicia y cese a la violencia en sus comunidades.

17 muertes violentas de garífunas en este 2019, y lo peor: el silencio de las autoridades  y de las organizaciones de derechos humanos.

Tegucigalpa, Honduras 5 de noviembre de 2019.-  Los garífunas de Honduras vivieron hoy, 5 de noviembre, una de jornada especial.  Es un día trascendental en este país muy desigual. La Organización Fraternal Negra de Honduras, OFRANEH-Garífuna, elevó la voz y desarrolló una demostración para protestar contra las muertes violentas de garífunas acontecidas este año.

En la acción participaron mujeres de varias comunidades que exigieron el cese de la violencia contra la comunidad, al igual que el esclarecimiento de los crímenes en el que se ha segado la vida de varios miembros de este grupo poblacional.

En total son 17 muertes, 6 de ellas mujeres. No es que los hombres no importen, simplemente  que el dato representa la ruptura de algo, el respeto y la consideración que otrora se tenía a la vida de la mujer. De las 6 asesinadas, 2 ostentaban una posición de activismo social en sus comunidades.

Esta cadena de crímenes han dejado una estela de dolor, pero no se sabe que ocasiona más sufrimiento, si los crímenes en sí o el silencio de las autoridades, organismos de derechos humanos. Pareciera que solamente ejecutan su trabajo cuando muere un rico o famoso. El resto de las muertes, no importan. Excepto Miriam Miranda y la OFRANEH que ha cumplido su rol denunciando y buscando hacer conciencia.

Diputados indolentes

En el Congreso Nacional hay 7 diputados propietarios que juntos se dicen llamar “Bancada Afro”; Cuatro  de ellos son garífunas, es decir hijos de la comunidad, pero tampoco los afro parlamentarios han alzado la voz, ni una manifestación dentro de la cámara, tampoco un pronunciamiento. Lo de ellos ha sido la indiferencia.

Bancada afro tiene mucho trabajo y es Bertha Zúniga la que alza la voz por muertes garífunas

Con todo esto, la cohesión social garífuna está en entredicho, hasta hace unos años teníamos una solidaridad básica, pero ahora nos aprestamos a perder lo que nos legaron nuestros ancestros. Siendo así el futuro se antoja complicado.

Para más inri, la intelectualidad que debiera ser esperanza y sostén, es la que peores signos vitales presenta. Aquellos que fueron a la universidad o aquellos que ostentan cargos es el resquicio por donde está entrando el agua a la nave.

Comments
pingbacks / trackbacks

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search