Lombardo Lacayo: 18 años sin el líder garífuna de la Nueva Esperanza

Lombardo Lacayo Sambulá

Lombardo Lacayo revive hoy aquí, en palabras de Bernardo Guerrero, uno de sus más fervientes seguidores. Filosofía, credo y el proceder que confirman a Lomba como uno de los grandes hombres, no solamente del pueblo garífuna, sino que de Honduras y Latinoamérica.

Tegucigalpa, Honduras 18 de agosto de 2019.- Quizá somos injustos o nos falta la impronta para reconocer a nuestros grandes hombres y mujeres, pero a los auténticos y legítimos, no a los de plástico. Tenemos en Honduras la condenación de adorar a los corruptos y amar a la mentira. El pasado 18 de julio de 2019 se cumplieron 18 años del fallecimiento de Lombardo Lacayo Sambulá. El 18 de julio es también Día Internacional de Nelson Mandela.

Lombardo Lacayo nació el 5 de mayo 1963 y murió 18 de julio 2001. Solo tenía 38 años, al momento de su muerte. Bernardo Guerrero caminó junto a Lombardo Lacayo y hemos tocado sus puertas para que nos reviva el legado del creador de la rabia, esperanza y comunidad. Tres conceptos. A partir de aquí habla Guerrero, también conocido como Yellowman:

El 18 del pasado mes de julio, ajustó 18 años desde que la madre tierra recibió en su morada los restos de LOMBARDO LACAYO SAMBULA líder del tambor mayor de la nación garífuna. Autor principal y material del Movimiento Negro Iseri Lidawamari/Nuevo Amanecer desde Vallecito Faya, la capital industrial y tierra prometida de los garífuna.

LOMBARDO fue un tenaz dirigente Garífuna que se esforzó en los centros educativos superiores, pero más en la universidad de la vida. Lombardo siempre caminó con la frente en alto, al igual que lo hicieron Satuyé, Martin Luther King JR, Nelson Mandela y otros más que luchan por un futuro brillante para su comunidad y por la justicia social.

LOMBARDO fue cofundador del Comité GARINAGU WAGIA en Tegucigalpa. Siendo alcalde municipal de Limón, su pueblo natal, procuró incansablemente el desarrollo de su comunidad, un proceso arduo que ya habían iniciado los anteriores hombres progresistas y que quedó inconcluso.

LOMBARDO propició encuentros, reflexiones y toda clase de acciones que permitían a corto, mediano y largo plazo alcanzar el consenso. Fue un permanente educador popular, un trabajo que nunca fue fácil por cierto. Sin embargo era su pasión y herencia de su padre: el primer médico garífuna graduado en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, UNAH el Dr. Alfonso Lacayo Sánchez.

Galería de fotos de Vallecito Faya

La muerte de LOMBA llegó cuando según sus propias palabras desarrollaba el trabajo más significativo, dignificante y humanitario de su vida; la consolidación económica de Limón y la consolidación organizativa de las 6 empresas asociativas que junto a otros colaboradores a nivel local, regional, departamental, nacional e Internacional, jóvenes y adultos impulsados y convencidos que la conquista del poder económico permite acceder con mayor seguridad al poder político.

Cada 18 de julio es el Día de Mandela. Cada 18 de julio también conmemoramos a Lombardo Lacayo

Este ejemplo que condujo el arquitecto progresista y futurista LOMBA con su equipo desde Vallecito Faya fue desde entonces y siempre, tema de análisis a nivel multisectorial. Claro, muchos a favor, algunos en contra. Lo más significativo es que la llama de la tenacidad, devoción convicción y perseverancia y sobre todo AMOR desde Vallecito Faya quedó encendido para el resto de las comunidades garinagu y el mundo.

Vallecito la tierra prometida del pueblo garífuna

El joven Lombardo

Claro está, los acontecimientos extraordinarios son siempre productos de partos difíciles de allí que la vida de LOMBARDO y sus humildes asistentes, fue un peligro permanente, dentro y fuera del territorio de Vallecito por la osadía de enfrentarse a intereses económicos de MILITARES, TERRATENIENTES, NARCOTRAFICANTES y demás capitalistas. A Lomba le sobraron atentados, intimidaciones y amenazas.

Pero LOMBA y nosotros sus colegas no podíamos tambalear, nuestros deseos, compromisos y convicciones era firmes de crear un emporio de riqueza por medio del crecimiento agroindustrial que necesariamente cambiaría la esencia del futuro de nuestra región, golpeada por inclemencias naturales y sociales.

Entonces Yellowman sugiere siempre que será bueno que la comunidad garífuna de Honduras y dirija su mirada hacia Vallecito Faya. Darse cuenta que allí hay tierra que cuidar e impulsar nuestro propio desarrollo, también es bueno que la juventud en general, estudiantes, profesionales y dirigentes sepan que ese es un legado conquistado con gran sacrificio y esfuerzo, que ha costado vidas valiosas como la del héroe garífuna LOMBARDO LACAYO SAMBULA y otros.

Vídeo de Lombardo Lacayo 

 

Hagamos que esas tierras produzcan: cocos, yuca, plátano, tomates, maíz, jengibre, caña de azúcar, arroz, frijoles, chile, cebollas y todo lo básico para la Gastronomía garífuna especialmente.

LOMBARDO Lacayo Sambula fue un líder admirado por muchas personas. Era un hombre monumental y honrado hasta los huesos. Transparente como el cristal y aunque LOMBA ya no esté con nosotros físicamente, sus trascendentales pensamientos nos deben seguir inspirando.
A título personal aprovechando esta oportunidad les recordaré una experiencia vivida con LOMBA. Cuando el Dr. Carlos Roberto Reina llega a la presidencia de Honduras. Mandó a llamar a LOMBARDO, él me pidió que lo acompañara. Una vez allí en el Despacho, el Presidente le dijo «Si tu padre viviera él fuera mi ministro de salud. Fue un hombre de valores y moralidad. Ahora tú dime qué cargo querés ocupar y te lo daré”.

LOMBARDO LACAYO SAMBULA no pidió nada para él. Solicitó refuerzos y equipo de maquinaria para la producción y tecnificación del trabajo en Vallecito Faya.

La historia de Honduras nos presenta a José Trinidad Cabañas como el modelo de honestidad, él no robó, dejó la presidencia tal como entró, y esto más después de ser Presidente se fue a trabajar como maestro rural en El Salvador, recibiendo como paga lo que le daba la comunidad: gallinas, huevos, elotes entre otros.

Así también en la comunidad garífuna tuvimos otro Cabañas que llamado LOMBARDO LACAYO SAMBULA manejó la municipalidad de Limón con las manos limpias. Manejó el Movimiento Negro Iseri Lidawamari, igualmente con las manos limpias. Heredó las tierras de Vallecito Faya como un legado perfecto. Ahora LOMBA vive en la eternidad, porque hombres como LOMBARDO LACAYO SAMBULA nunca morirán.

Mua Lubuñebei Wabagari. Konigi Wamei Wamua Hawei Chülüdügütiñu. Lombardo Lacayo Sambula
Liyumaha: Yellowman. Tisasagei Uniein Hi Hi Hi tuma Hayaba Nuagun.

 

Showing 10 comments
  • Marlene Lovio díaz
    Responder

    Muy importante no olvidar la Historia, ni a los hombres y mujeres que dieron su vida por un país mejor. No conocía de la vida de este joven Garífona. Muy importante revivirla y que se conozca principalmente por la juventud. Honor y Gloria al joven Lombardo lacayo. Tenganlo como un ejemplo de lucha, continuidad,amor y esperanza por una Hondura mejor.

    • Kenny Castillo
      Responder

      Muchas gracias por su comentario Marlene. En KennyCastillo.com esperamos siempre sus comentarios

  • Georgina Lacayo
    Responder

    Me encanta leer y escuchar de la historia de mi familia, recordándome que estoy sobre los hombros de grandes personas que no sólo trascienden en mi familia y la comunidad garífuna, sino también en Honduras y el mundo. Gracias Jenny Castillo por este artículo.

    • Kenny Castillo
      Responder

      Muchas gracias por sus palabras. Efectivamente, todo mi reconocimiento a su familia. Kenny Castillo

  • Edson Arzu
    Responder

    Nunca olvidemos nuestras raizes. El legado del senor Lombardo seguira

    • Kenny Castillo
      Responder

      Un abrazo Edson. Gracias por tu comentario. Cada comentario tuyo aquí en mi página es un apoyo para visibilizarme este proyecto en Google

  • Irma Haydée Santamaría
    Responder

    Conocí a Lombardo y su gran proyecto en Limón, conocí Vallecito y entre otras cosas, vi un enorme cerdo al que nombraron como un terrateniente que pretendía quedarse con las tierras de las comunidades de la zona. En esa oportunidad habló de la estrategia que siguió el movimiento comunitario para que Lombardo llegara a La alcaldía, admirable. Por primera y única vez probé su refresco de calahuala y el guifiti (mis disculpas si no sé si escribe así), vi niños participar en asambleas comunitarias…, en fin, una gran hombre y una gran visión.

    • Kenny Castillo
      Responder

      Que buen testimonio Irma. De haber sabido lo del cerdo, lo hubiera incorporado. Esa es una super anecdota. Saludos. LE invitamos siempre a que ingrese a KennyCastillo.com

  • Norma María Rodríguez Lacayo
    Responder

    He quedado sin palabras! Me siento orgullosa por personas como usted y mi tío Lombardo, no recuerdo mucho de él, yo estaba pequeña cuando él murió, pero sí recuerdo que él era una persona así de íntegra como mi abuelo Alfonso Lacayo Sánchez, mi tía Gloria Lacayo Sambula se encargó de contarme su historia… les agradezco tanto que contribuyan a la historia de Honduras. Por la historia tan motivadora de mi abuelo es que decidí estudiar medicina y contribuir socialmente a los más necesitados, me falta mucho por ser alguien como él pero lo llevo en mi mente y corazón, no se me olvida a mi deber en esta tierra. Esto debería enseñarse en las escuelas, hombres y mujeres así necesitamos en Honduras, qué nuestra historia no sólo sean narcos y ladrones.
    Muchas gracias!

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search