Manifiesto Rebelde de Mujeres Hondureñas

Miriam Miranda dirige un mensaje a las presentes.

Tegucigalpa, Honduras 10 de julio de 2019.- Manifiesto Rebelde de Mujeres Hondureñas. El pasado 28 y 29 de  junio se celebró en Vallecito Faya el Encuentro de Mujeres Hondureñas. El evento congregó a féminas de toda Honduras abordando temas de gran trascendencia para ellas y para el país, al final difundieron el siguiente posicionamiento:

Manifiesto Rebelde de Mujeres Hondureñas

En el rebelde territorio garífuna de Vallecito, Iriona,  Colón, Honduras, con la presencia de los elementos de la naturaleza que  hacen crecer la vida y la esperanza de quienes caminamos para llegar al encuentro, donde más de 1200 mujeres y aproximadamente 350 niñas y niños fueron abrazadas por el encuentro como la continuidad de la vida y la palabra  provenientes de  Choluteca, El Paraíso, Copan, Olancho, Valle, Francisco Morazán, Gracias a Dios, Colón, Yoro, Cortes, Atlántida, Intibucá, Lempira, La Paz, Comayagua, Santa Bárbara.

Con  la  presencia ancestral  de Margarita Murillo, María Enriqueta Matute, Berta Cáceres, Maudalena Morales y tía Macucu, que en un sólo espíritu, pensamiento y fuerza nos acompañan en todas las acciones. Se hicieron sentir las energías del pueblo Tolupán, Lenca, Misquito, Garífuna, Pech,  Maya Chortí, y de los pueblos en lucha nos juntamos a diez años del golpe de estado y de la resistencia del pueblo de Honduras, de las mujeres de Honduras.

KennyCastillo.com: Encuentro de Mujeres en Vallecito-Faya

El Encuentro saluda la fuerza y rebeldía de las mujeres, las que estamos presentes, las que no vinieron, las que no están físicamente. Reconocemos  que a pesar de las heridas y dolores de la violencia y opresión que impactan en los cuerpos,  territorios y procesos organizativos, tenemos la enorme convicción y decisión de continuar pensando, creando y haciendo juntas.

La fuerza de la cosmovisión de  los pueblos indígenas estuvieron presentes y se expresaron   en  las espiritualidades, las sabidurías, experiencias de resistencia  y formas de relacionamiento con la naturaleza y la vida.

En debate y conversaciones durante los espacios de comidas, descansos, trabajo fuimos juntando nuestras palabras comunes que compartimos ahora.

El golpe de estado, convertido en dictadura, profundiza el modelo extractivista que atenta contra los proyectos de vida de las mujeres y los pueblos, un régimen de despojo  de bienes comunes, identidades, cuerpos, saberes, espiritualidades que se sostiene por la corrupción, impunidad, narcotráfico,   militarización, persecución, criminalización de nuestras compañeras que luchan en todos los territorios de Honduras.

Vivimos una crisis humanitaria, producto de ese despojo,  que se expresa de manera cruel y contundente en el éxodo migratorio de nuestras hermanas y hermanos provocando el vaciamiento de los territorios que ha generado un terrible impacto sobre las personas y el tejido social comunitario y favorece que los proyectos extractivos encuentren cada vez menos oposición.

Nos llamamos a la urgente necesidad de recuperar y multiplicar  las prácticas de  autonomía existentes y plantear alternativas soberanas antipatriarcales, antirracistas, inclusivas y diversas, debido al evidente fracaso del ejercicio  del poder masculinista basado en el modelo colonial democrático electorero, que atenta contra   las mujeres y los pueblos.

Vemos con preocupación el aumento de las violencias normalizadas contra los cuerpos de las  mujeres  que se convierten en un territorio donde queda marcada la frustración de una cultura machista y heteropatriarcal, protagonizada muchas veces por hombres del movimiento social, y alentada por el incremento de la militarización y el fundamentalismo religioso. Es cierto que  se ha retrocedido, pero a la vez se ha fortalecido el papel de las mujeres en la lucha con mayor claridad política, conocimiento, capacidad movilizadora y avivamiento de diversas luchas donde han estado colocando de frente su pensamiento, su voz,  sus cuerpos y su accionar.  Ninguna violencia va a detenernos.

Desde este encuentro nos comprometemos a seguir juntándonos  en rebeldía colectiva, acuerpar las luchas de todas y  repensar una Honduras sin dictadura, con autonomía y soberanías populares y de las mujeres.

A diez años del golpe, seguimos luchando juntas.

Por una Honduras sin dictadura.

 

Vallecito, Iriona, Colón 29 de junio del 2019

 

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search