Migración: Rectificación de Donald Trump, un gran alivio, pero continua la cero tolerancia

No separar a los niños de sus padres es una buena noticia, pero quedan varios tratos crueles enmarcados en lo que Trump llama cero tolerancia

Tegucigalpa, Honduras.- 21 de junio de 2018.- El mundo celebró la revocación de la orden ejecutiva que permitía separar a las familias migrantes que arriban a Estados Unidos de manera irregular a través de la frontera  con México

Se trata de una victoria moral, pero no todo está hecho, aún continúa la política de cero tolerancia esas dos palabras que implican sufrimientos para miles de latinoamericanos. La cero tolerancia permite criminalizar el acto de entrar a los Estados Unidos por la vía irregular.

Estas familias huyen de la violencia, pobreza, de la falta de oportunidades en América Latina, un escenario que el mismo Estados Unidos ha ayudado a formar. La cero tolerancia sigue siendo una licencia que usan los agentes para cometer abusos.

Migración: El terrible sufrimiento en las hieleras de los EE.UU.

Bien, entonces por Trump, pero el trabajo por los derechos de los migrantes es aún muy, muy grande. Es necesario por ejemplo, convencer a las autoridades que estas personas no son delincuentes, ni van a Estados Unidos a crear problemas lo único que necesitan es un trabajo y la tranquilidad que no encuentran en sus países de origen.

New York Times le tira a Trump

Ahora tras la nueva orden ejecutiva implica que las familias continuarán juntas mientras se desarrollan los procesos judiciales para determinar su elegibilidad para quedarse o deportación.

De acuerdo con algunas organizaciones, el trato dispensado a estas familias sigue siendo en muchos casos, crueles.  Se han mostrado abusos sexuales, físicos y psicológicos por parte de los agentes de migración inclusive se han visto a gentes botando agua en pleno desierto para que los inmigrantes no puedan tomarla

También continúan los polémicos cuartos fríos o las hieleras como los han bautizado los mismos migrantes, que  espacios donde son recluidos a temperaturas bajas pese a llegar mojados después del cruce por el río, en este lugar quienes caen ahí no se arropan con sabanas de tela, sino que con papel aluminio.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search