Moción en Costa Rica: 10 años sin entrar a los estadios para los aficionados racistas

En Costa Rica se han hecho varias actividades contra el racismo.

Moción en Costa Rica. Están dispuestos a sacar de los estadios a los racistas y darle una lección a la sociedad.

Tegucigalpa, Honduras 20 de septiembre de 2019.- Una moción ha sido introducida al Poder Legislativo de Costa Rica para castigar con 10 años sin admisión a los estadios de fútbol de los aficionados que incurran en actos de racismo, además tendrían una fuerte multa económica.

Costa Rica se adelanta así en la lucha por la erradicación de la discriminación racial en el fútbol. Como se sabe se ha hecho muy popular los gritos racistas especialmente contra los futbolistas negros en los estadios, por esa causa en Europa, para el caso, varios jugadores se han revelado y salido en pleno partido de los terrenos de juego.

De acuerdo a la información difundida hoy por La República, la iniciativa de cerrarle la puerta de los estadios a los racistas es una moción de la Asociación de Jugadores Profesionales, presidida por el ex jugador Steven Bryce.
La iniciativa lleva ya 3 años tratando de ser introducida, al parecer ahora pudiera ser que pase finalmente a ser ley.

El último episodio de racismo reportado en las canchas de Costa Rica, fue durante un partido entre Alajuela y Saprissa de Ligas Menores, varios aficionados habrían proferido improperios contra el jugador Maykell Mc Donald del Alajuela y de tan solo 10 años.

Además del castigo antes mencionado, quienes incurran en racismo también serían multados con 5 salarios mínimos, aproximadamente 2 millones de colones. La propuesta se encuentra en una comisión para su dictamen previo a para luego ser sometido a su primer debate. En la actualidad no existe una norma que castigue a los aficionados racistas y todo queda en el aire.

Así reaccionó Dani Alves en 2014.

Dos de los grandes casos de discriminación racial en el mundo del fútbol, fue en un partido del Barcelona contra el Villareal. En ese encuentro del 28 de abril de 2014 un aficionado lanzó un plátano maduro al brasileño Dani Alves, al percatarse de ello Dani tomó el plátano y le dio una mordida.

El 30 de abril de 2017 el futbolista ghanes Sulley Muntari abandonó el campo de juego tras escuchar gritos racistas. Fue en un partido entre su equipo el Pescara y el Cagliari. Muntari dejó a su equipo con 10 hombres. Otros casos han acontecido en Inglaterra, Francia, Holanda, Portugal.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search