Sambo Creek vive sus horas más tristes, consternación total por muerte de cuatro miembros de una misma familia

Los periódicos locales difundieron la triste noticia.

Tegucigalpa, Honduras.- 6 de septiembre de 2018.- El 5 de septiembre de 2018 era una fecha muy feliz para la familia Gonzáles Arriola de Sambo Creek. La mamá Elisa y sus hijas: Reina Elizabeth Amaya Gonzales (28) Vayolet Amaya (26), partían al aeropuerto de Ramón Villeda Morales para despedir a su sobrino Jeimi Libon de 20 años, que partía hacia los Estados Unidos. En un abrir y cerrar de ojos fallecieron. Fue una tragedia.

Todo se derrumbó: los proyectos y las sonrisas se apagaron. La felicidad y la vida desaparecieron. Jeimi tenía que abordar el avión para regresar a su residencia habitual y ahora nunca más lo verán sus familiares. De acuerdo a las autoridades la culpa la tuvo el exceso de velocidad, una constante en las carreteras de Honduras y por el que, lamentablemente, han muerto muchas personas.

En la aldea de Sambo Creek todos lloran la desgracia, el pueblo se observa triste en medio de un gran silencio y miles de porqués. Mientras tanto en las redes sociales, aparecieron cientos de mensajes de apoyo y solidaridad. En las comunidades garífunas no suelen ocurrir tragedias de esta naturaleza.

Casi nunca se producen cuatro muertos en una comunidad garífuna y menos de una sola familia. Eran personas que no se metían con nadie, que gozaban de tremenda simpatía. Jeimi, fue criado por Eliza, por lo que se amaban como madre e hijo, fue hasta que el alcanzó los 16 años que emigro a los Estados Unidos para vivir con su progenitora.

Esparcidos en el suelo quedaron las propiedades materiales de las víctimas, entre ellas un zapato tipo tennis blanco. También los metales retorcidos del carro pick up rojo en el que viajaban y la parte de abajo del camión que quedó volteado. El cuadro era de terror algunas personas vieron como el motorista Axel Rosales Martínez salía por sus propios medios, mientras sus cuatro compañero yacían inertes en el fondo de las ruinas.

Luego del suceso, los cuerpos fueron trasladados a la morgue de San Pedro Sula y este jueves llegaron a Sambo Creek y velados en la Iglesia Luz y Verdad. Fuentes cercanas a la familia dijeron que el plan de Jeimi, era enrolarse en el ejército de los Estados Unidos.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search