Garífunas conmemoran 224 años de la muerte de Satuyé

Un grabado de Satuyé. Icono garífuna

Satuyé, líder garífuna en el último curso de la era en San Vicente prefirió la muerte antes que doblar rodilla ante el imperio británico.

Tegucigalpa, Honduras 14 de marzo de 2019.-  Este 14 de marzo se conmemoran 224 años del asesinato del líder y Jefe Supremo garífuna,  Joseph Satuyé, tras levantarse contra el imperio británico en su incursión colonialista contra San Vicente.

Satuyé entonces asumió la defensa de la soberanía Vicentina y de la dignidad de un pueblo libre y digno, los garífunas. La lucha entre Satuyé y los ingleses era disímil, claro está, pero aun así dio una lección enorme a todo el caribe, que a la larga fue un triunfo por el valor de la dignidad y del orgullo, el  sentido de mantenerse libres, lejos de los yugos de la colonia.

Los historiadores cuentan que, enterados de la postura insusyugable de los garífunas, los ingleses pactaron un acuerdo, pero no lo cumplieron. En un texto difundido por la Organización Fraternal Negra Hondureña, se da cuenta que el británico Seton, gobernador de la Isla de San Vicente convocó a los líderes caribes a una reunión a comienzos de abril de 1795, para obtener un juramento que afianzara su lealtad a la Corona Británica; a sazón de los sucesos acontecidos en la vecina Isla de Grenada, donde Julien Fedon, caribes y esclavos se habían rebelado contra el yugo inglés.

Joseph Satuyé se levantó contra los ingleses dando lugar a la denominada “segunda guerra de los caribes” y llamada por los británicos como  “The war of the Brigands” (la guerra de los bandidos). Satuyé conjunto con su medio hermano y líder caribe, Du Valle y el francés Chateaubelair, se aprestaron a entrar en acción en contra de las tropas dirigidas por el general Ralph Abercromby. En un combate que se dio el 14 de marzo de 1975, Satuye fue asesinado por el mayor Alexander Leite.

Lea: Vallecito, ciudad industrial garífuna                                   Esto dicen de él

Los caribes continuaron en una lucha asimétrica en contra de los ingleses, hasta que finalmente fueron sometidos en junio de 1796. A partir de ese momento comenzó una cacería de los caribes negros, confinando 4644 personas en la inhóspita isla de Baliceaux, donde sólo sobrevivieron 2026, los que fueron embarcados y finalmente llegaron a la isla de Roatán en el Golfo de Honduras.

Aplicando la perspectiva del cacique garífuna a la actualidad encontramos que el actual orden de cosas, si algo necesitamos los garífunas son más Satuyé. Hombres y mujeres que ejerciten el venerable sentido de defender a su comunidad. La presión territorial, el desplazamiento sistemático que se produce en nuestras comunidades, la problemática en salud, educación, el marginamiento y la discriminación ameritan reverdecer la  filosofía de Satuyé.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search