Conozco a Tyson mucho antes que saliera al Honduras Progreso. Lo recuerdo de los duelos contra la Escuela Libertad o en potras de güirros entre Corozal y Sambo. Lo vi cuando jugaba descalzo. Luego coincidimos cuando estudiamos secundaria, él en el Instituto Superación del Norte y yo en el Bethel. Le tengo mucho aprecio a Tyson por su nivel como persona.

Los dos viajamos en baronesa para llegar a tiempo a las clases. Éramos parte de un grupo bonito de estudiantes de ambos pueblos que nos mirábamos las caras de lunes a viernes: en la mañana para entrar y al mediodía para regresar de clases.

Siempre el mismo

Por supuesto es complicado referirme a Tyson dejando por fuera la amistad que tenemos y que no cambió, ni cuando inició su periplo internacional por los Cremas de Guatemala, luego al Nacional de Uruguay, cuando estuvo en Grecia, Inglaterra y México. Y, pese a sus glorias con la Selección, Tyson fue el mismo, pero más allá de nuestra amistad, me sigue impresionando su humildad, su energía y su carisma. Repito, siempre fue así.

Leer: Reconocimiento para Tyson Núñez

Tyson lleva a la comunidad garífuna en su corazón y se ve en todo lo que hace. Ya sea bailando Wanaragua con la selección o, en una entrevista, como la que le hicimos una vez que le llamamos de Radio Reloj, después de marcar él dos goles al Vasco de Gama en la Libertadores. Parte de la entrevista Tyson habló en Garífuna y además dijo que Corozal y Sambo, pese a algunas rivalidades, para él era, casi lo mismo.

Cádiz alucina con regalo a uno de los crack de la Liga Española, Anthony «Choco» Lozano

Tyson está comprometido con la comunidad garífuna. Es un apasionado a la comunidad. Ama su cultura, habla garífuna a diario y se ha preocupado por ser un ejemplo para los niños.

Winder Barrios

Hablando de ser un ejemplo, Winder Barrios era un niño de Tornabé, que soñaba con ser estrella del fútbol. Winder, para comprar sus tacos, ayudaba a su madre a vender naranjas. En la Semana Santa de 2017, una naranja se le deslizó y fue tras ella, en ese mismo instante un bus, retrocedía y ahí finalizó su vida. Winder se hacía llamar Tyson, en honor no al boxeador, sino al Tyson del cual hablamos aquí. Aquí la historia de Winder Barrios.

Tyson, el futbolista, se merece que un niño quiera llamarse como él. Recordemos que Tyson no fue un Morris.

Shaquille O’Neal, gastó un millón de dólares en una hora con su primer sueldo

Desconozco como llegó Tyson a la política, pero no me extraña puesto que, en el caso que no hubiera sido futbolista sería profesional de otra rama. No es que todo profesional sea un político, no. No estoy seguro, pero creo que él estuvo matriculado en la UPN e interrumpió sus estudios para irse al fútbol.

Intolerancia

No es justo que lo señalen como ignorante. No lo es. Tampoco se merece que le dediquen palabras altisonantes, o lo conduzcan deliberadamente a un linchamiento mediático. Como garífuna que soy no estoy de acuerdo con que sembremos el odio entre nosotros.

Te puede interesar: Mujer garífuna y su trabajo de super héroe en Aventura Miami

Al decir verdad, no me agrada el movimiento en el que milita, pero una cosa es esa, y otra, tacharlo de traidor y hacerlo ver mal. Todos tenemos derecho a la dignidad, a la honra. No debemos caracterizarnos por matarnos entre nos.

Ojalá que Tyson llegue al Congreso

Quienes se ven con ánimos de atacar a Tyson, como si fueran perros de patio deben desistir de esto. Suficiente con no votar por él.

Tolerancia señores. A través de posturas y comportamientos como estos, imagino lo que harían estando en el poder. Teniendo las armas y los recursos.

Recuerden, todo inicia con las palabras, todo. Las guerras y las peleas. Hay que cuidar lo que se dice. Procuremos que no salgan malas palabras de nuestras bocas.

No hay que echarle los perros a Tyson. Al contrario, acerquémonos a él, démosle nuestros puntos de vista, ganaríamos más. Odio contra nadie. Denigrar a nadie. Insultar a nadie. Hablar, con todos. Tolerancia para todos.

¡No nos ataquemos!

Más noticias en www.wa-dani.com

Comments
  • Johanna Oliva
    Responder

    Mi admiración y respeto para Milton,aunque surjan las discrepancia la hay que saber expresar las ideas sin llegar a las ofensas.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search